¿Es seguro construir una primera planta a 200 metros bajo rasante?

Hola, estoy buscando información sobre construcciones bajo rasante. Me surge una duda concreta, ¿qué significa «primera planta bajo rasante a 200 m bajo tierra»? No tengo mucha experiencia en este tema y me gustaría saber si alguien puede explicármelo de manera sencilla. Gracias de antemano.

Consulta realizada por: Juan José Fuentes

Hola Juan José, ¡qué bueno que estás interesado en el tema de construcciones bajo rasante!

En cuanto a tu pregunta, «primera planta bajo rasante a 200 m bajo tierra» significa que la primera planta de un edificio se encuentra a una profundidad de 200 metros debajo del nivel del suelo. Es decir, la planta está construida en un nivel subterráneo muy profundo. Este tipo de construcciones se utilizan comúnmente en zonas urbanas donde el espacio es limitado y se desea aprovechar al máximo la superficie disponible.

Aunque pueda parecer una construcción compleja, se lleva a cabo utilizando técnicas y materiales específicos que aseguran la estabilidad y resistencia del edificio.

Otras personas han encontrado este Video de utilidad

Consultas de usuarios relacionadas que podrían ser de utilidad

¿Qué es sobre y bajo rasante?

Sobre y bajo rasante son términos utilizados en la construcción para referirse a la posición de un elemento en relación a la superficie del suelo.

Se considera como sobre rasante todo aquello que se encuentra en la superficie del terreno, como edificios, árboles, farolas, señales de tráfico, entre otros elementos.

Leer también:  Legalización de casa de aperos como vivienda

Por otro lado, bajo rasante hace referencia a todo lo que se encuentra por debajo de la superficie del terreno, como sótanos, garajes subterráneos, redes de saneamiento, túneles, entre otros.

En general, el término «bajo rasante» se utiliza para referirse a la primera planta de un edificio que se encuentra por debajo del nivel del suelo. Esta planta puede estar parcial o completamente enterrada y suele utilizarse para albergar servicios técnicos, como el cuarto de máquinas o el aparcamiento.

¿Qué es una planta subterránea?

Una planta subterránea es una construcción que se encuentra debajo del nivel del suelo, diseñada para cumplir distintas finalidades. Este tipo de planta requiere de excavaciones y construcciones especiales para poder ser erigida, ya que por su ubicación debe contar con sistemas de iluminación, ventilación, agua y electricidad que permitan su funcionamiento.

La finalidad de una planta subterránea puede ser variada, desde la producción de alimentos, la generación de energía, la extracción de minerales, la realización de experimentos científicos, entre otros. En general, las plantas subterráneas son utilizadas para actividades que requieren un ambiente controlado, estable y seguro.

Al estar bajo tierra, estas plantas están protegidas de factores externos como la luz solar, las condiciones climáticas adversas y los desastres naturales, lo que permite que se puedan llevar a cabo actividades durante todo el año con mayor seguridad y eficiencia.

Además, las plantas subterráneas también pueden ser una solución para la falta de espacio en zonas urbanas, ya que permiten aprovechar el subsuelo para construir infraestructuras necesarias sin afectar a la superficie.

¿Qué es una planta edificio?

Una planta edificio es una sección horizontal de un edificio que se utiliza para diferentes fines, como viviendas, oficinas, comercios, entre otros. Esta sección está delimitada por los elementos estructurales del edificio, como muros, techos y pisos.

Leer también:  Comparativa: aerotermia vs placas solares para ACS en Excel

En una edificación de varios pisos, cada planta puede tener una altura diferente, pero en general se considera que una planta edificio es aquella que se encuentra a nivel del suelo o sobre él. Por otro lado, también existen plantas edificio que se encuentran bajo tierra, conocidas como plantas subterráneas o sótanos.

Las plantas edificio son diseñadas para satisfacer las necesidades específicas de los usuarios, por lo que pueden variar en tamaño, distribución y funcionalidad. Por ejemplo, una planta edificio destinada a viviendas puede contar con varios departamentos, mientras que una destinada a oficinas puede tener una distribución abierta para facilitar la comunicación entre los trabajadores.

Puede encontrarse a nivel del suelo, sobre él o bajo tierra.

Es importante recordar que la comunicación es clave en cualquier situación, y en el intercambio de ideas y opiniones es donde se pueden encontrar soluciones óptimas y creativas. Siempre hay más de una perspectiva y punto de vista, y es importante estar abiertos a escuchar y considerar las opiniones de los demás. Así que te animo a dejar tus comentarios y contribuir a una conversación constructiva y enriquecedora. Entre todos podemos encontrar la mejor solución.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.